miércoles, 7 de agosto de 2013

OPCIÓN TERCERA



amilcar briceño peña
Julio de 2009



Entre dos extremos no existe el vacío ni reina la nada.
Escenas desfilan ante las pupilas y confunden los sentimientos
cuando no gobierna el espíritu humano sobre las apariencias.

Dicen que la noche se opone al resplandor hiriente del día
Que el amor se esfuma con el fermento del odio
Y ante el hambre del necesitado la gula del pudiente se crece.
Que la Amistad traicionada envanece al ego miserable de mando
Y la manía femenina del descarte desecha al más inteligente
Así también las aguas en lluvia de pleno invierno
Desaparecen al rato en quebrada del árido suelo.

¡Aaah!...  la maravilla del agonizante día con su crepúsculo
Y de la increíble metamorphosis de tí,
Humilde flor Dama de Noche
Que hasta el filo de la oscuridad regalas asombro y belleza…..
O del gesto tembloroso del descuidado y arrepentido amigo(a)
Que borra al instante el rencor anidado en nuestra mente.

Y hasta el rocío mañanero por muy poco que humedezca
Reactiva la vida verde y cambia el ánimo de todo Ser que admira.
O el descubrir un cierto brillo en tus ojos de mujer cuando ansía
El inacabable mensaje del erótico instinto
Anteponiendo  sin embargo un sentimiento apremiante.

Entre dos extremos siempre hay mensajes en espera enmascarada
Que clama la lectura libre del espíritu acusioso y sereno
Para elegir entre dos contradicciones, una opción tercera.
Así como la Amistad que puede vivir sin amor
Pero siempre el amor se integra con ella
Y en el puente de sentimientos que se tiende entre ambos
todos nos damos cita alguna vez
para quedarnos con la amistad, el amor, o NADA.

Abejota

No hay comentarios:

Publicar un comentario